Blogia
ESGARRO

OTROS

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Recomendación... Ziggy Stardust

Recomendación... <strong>Ziggy Stardust</strong> A principios de 1972, el camaleónico David Bowie se reinventó a si mismo y se transformó en Ziggy Star-dust, un alienígena andrógino que se erigió en un ar-tista víctima de las tentaciones del estilo de vida del rock and roll. Con Ziggy –un personaje que reinó en el planeta Tierra durante 18 meses y 2 elepés–, Bowie se anticipó a todas las modas con sus peinados y vestimentas femeninas. Pero, sobre todo, sacó ventaja de su imagen para lucirse y adaptarse a las necesidades de su creación. A finales de 1973, Ziggy desaparecía para no volver nunca jamás...

Bowie asegura que «el glam-rock era algo divertido, al menos al principio... aún recuerdo con inmenso placer a muchos albañiles que se animaron a ponerse leotardos y se contoneaban arriba y abajo por la calle».

La ficción y la realidad son dos constantes en la trayectoria de David Bowie. De hecho, Ziggy Stardust es el paradigma de la confusión con la que le gusta jugar al artista. Para no distinguir la realidad de la ficción y acabar de desorientar a su público, Bowie se disfrazó de superestrella de rock llegada del espacio. En realidad el espíritu de estrella estuvo presente en el cantante mucho antes que su fama. Al principio de su carrera, decidió cambiarse el nombre –David Robert Jones– por David Bowie ya que por aquel entonces habia otro David Jones conocido, el cantante de The Monkees. Sin embargo no tardó en saltar a la fama. Antes del lanzamiento de su primer álbum como Ziggy Stardust –The rise and fall of Ziggy Stardust (1972)–, Bowie ya empezaba a ser un personaje polémico. Así, declaró abiertamente su homosexualidad para rectificar más tarde y afirmar su bisexualidad. Eso le sirvió para vender muy bien el álbum anteriormente citado, considerado por muchos como uno de los mejores de su discografía. Este trabajo muestra uno de los momentos de mayor apogeo del glam-rock, con David Bowie a la cabeza.

Ahora se cumplen 30 años de la desaparición del polémico Ziggy Stardust y, por ese motivo, se acaban de reeditar dos discos que conmemoran su trepidante carrera: Ziggy Star-dust and the spiders from Mars (1972) y Aladdin Sane (1973), algo así como una evolución a la americana del propio personaje. Estos fueron sin duda dos de los álbumes que más han influido en la música pop posteriormente. David Bowie no iba desencaminado cuando proclamó: «El siglo XXI empezó en 1972», al menos para unos pocos.

Ziggy Stardust and the spiders from Mars (1972) es la banda sonora del film que recoge el concierto que cierra la gira de The rise and fall of Ziggy Stardust en el Hammers-mith Odeon de Londres. Este concierto fue el recital de retiro de Ziggy. Pero, ¿de dónde surgió Ziggy Stardust? Tenemos algunas pistas para adivinar quien inspiró a ese astronauta bisexual abanderado de la modernidad. Algunos dicen que es fruto de la gran devoción que sentía Bowie por personajes como Andy Warhol o su eterno ídolo, Lou Reed –quien a su vez, también le rendía una profunda admiración–. No obstante, el personaje que más influyó en la creación de Stardust fue el excéntrico y prácticamente desconocido Vince Taylor, rockero estadounidense que derrochaba belleza y sensualidad. Un ser violento, con una imagen futurista y andrógina, exhibiendo boas de plumas, trajes galácticos y maquillaje. Una de las anécdotas de Taylor cuenta que, enajenado por las drogas, despidió a su banda en mitad de una actuación proclamando a gritos que era el mismísimo Mesías. De ahí surgió la inspiración para componer canciones que reflejan el arquetipo de estrella de rock superada por la magnitud de su éxito.

David Bowie perteneció a esa nueva generación de rockeros de los 70 que complementaban su música con una puesta en escena y una estética muy particular, al igual que Iggy Pop y The Stooges –en Estados Unidos– o Marc Bolan y T-Rex –en Inglaterra–. Hoy en día, aún podemos ver las huellas del glam entre algunos de los herederos de esa tradición, como los grupos británicos Placebo o Suede.

Tom Waits... un genio

<strong>Tom Waits... un genio</strong> Tom Waits es uno de los músicos y creadores más inclasificables de todos los tiempos. Su música es una mezcla de blues, jazz, rock, y miles de estilos más a los que sumados a su voz rota nos da una mezcla del todo heterogénea e imposible de imitar.
Según la leyenda Tom Waits nació en un taxi el 7 de diciembre de 1949 en California.
De joven trabajaba en pubs nocturnos, entrando en contacto con el blues, el jazz y el alcohol, más tarde empezó a tocar el piano por los bares.
Fueron los inicios como músico de uno de los más geniales compositores y cantantes de la historia. Supongo que unos inicios no muy diferentes a los de muchos otros músicos americanos.
Su voz en sus canciones es otro instrumento más, usándola como no he escuchado a ningún otro cantante hacerlo. Una voz ronca que expresa multitud de tipos de sonidos, quejidos, lamentos, desesperación. Hay que escucharla para comprender a qué me refiero. Y si a su voz le sumamos los extraños instrumentos que toca, nos sale una combinación sorprendente y genial.
Sus canciones siempre hablan de típicos personajes marginales de las calles, Tom Waits siempre ha sido un gran admirador de Bukowski y eso se nota en muchas letras de sus canciones, se nota que los dos han recorrido mucho las calles.
Afortunadamente Tom Waits tiene una inmensa discografía desde que editase su primer disco en 1973.
Su discografía es la siguiente:

“Closing Time” 1973
“The Heart Of Saturday Night” 1974
“Nighthawks At The Dinner” 1975
“Small Change” 1976
“Foreing Affairs” 1977
“Blue Valentine” 1978
“Heartattack And Vine” 1980
“ One From The Heart” 1982
“ Swordfishtrombones” 1983
“ Rain Dogs” 1985
“ Frank’s Wild Years” 1987
“ Big Time” 1988
“ The Early Years Vol 1 & 2” 1991/92
“ Night On Earth” 1992
“ Bone Machine” 1992
“ The Black Rider” 1993
“ Mule Variations” 1999
“ Alice / Blood Money” 2002
“ Real Gone” 2004

Tom Waits tiene una discografía tan extensa e inclasificable como ninguna otra. Y de una calidad absoluta, puede afirmarse sin exagerar que nunca ha grabado un mal disco y que todos ellos son obras maestras absolutas.
Su música no es fácil de escuchar, no es comercial si no todo lo contrario. Es oscura, absorbente y maravillosa.

Un genio.

Festival do Norte de Vilagarcia de Arousa

Festival do Norte de Vilagarcia de Arousa Bunbury, entre otros, en el Festival del Norte de Vilagarcía

Vilagarcía de Arousa volverá a ser escenario, un año más, del conocido como Festival de Norte, que alcanzará entre los días 13 y 15 de mayo, su cuarta edición. El evento contará con una serie de actuaciones musicales de las que resaltan como principales atractivos los cubanos Orishas, el ex líder de Héroes del Silencio, Enrique Bunbury y la formación Macaco, que tocarán en el escenario Estrella Galicia.
Los tres son los cabezas de cartel de las distintas actuaciones musicales que se desarrollarán durante esos tres días y cuyo programa todavía queda por ultimar unos pequeños flecos, según informaba la organización que contará en esta edición con un mayor apoyo institucional y privado.

Por el momento, ya se confirmó la presencia el día 15 de mayo, y así lo expone la formación en su página de giras por España, de los cubanos Orishas, que aprovecharán para presentar su último trabajo discográfico, El Kilo.

. Junto a Orishas, también se acercarán a Vilagarcía, Bunbury, Macaco, Amparanoia, Pereza, Sidonie, Josele Santiago y el dúo de raperos andaluces, La Excepción.

Según la organización, "todavía están por decidir otras cinco bandas de las que tocarán en el escenario principal, que es el de Estrella Galicia, y las nueve que lo harán en el escenario Caixanova".

El Festival do Norte Estrella Galicia se celebrará en el exterior del recinto ferial de Fexdega entre los días 13, 14 y 15 de mayo y el precio de las entradas será de 20 euros por un día y de 45 por asistir a los conciertos de los tres días, para los que también se da derecho a acampada, en venta anticipada. En taquilla los precios serán de 25 euros (un día) y de 50 euros (tres días).

El festival está organizado por Producciones Independientes Culturales y cuenta con los patrocinios principales del ayuntamiento de Vilagarcía y de Estrella Galicia, seguido de Caixanova, Cocacola, Deputación Provincial y Xunta de Galicia, mientras que, la Fundación Fexdega colabora con la cesión del recinto dónde se celebrarán los conciertos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Quién es Carlos Ann?

¿Quién es Carlos Ann? A medio camino entre la genialidad surrealista de Astrud y la solidez consagrada de Fangoria, Carlos Ann ejemplifica a la perfección la brutal ascensión del freakie encantador que es capaz de hacer que un visionario de la electrónica como Howie B produzca "Entre Lujos Y Otras Miserias", el disco de un desconocido al fin y al cabo. Con ese aval añadido se presentó en la mítica sala El Sol evocando la edad de oro de la ciudad madrileña, los 80 por si alguno duda, con un alarde de tecno-pop petardo y sin complejos, unas estrofas desvergonzadas que campan a sus anchas por un terreno musical de brillantes momentos, escúchese "¡Me humillaste" o "Si tú quieres mi princesa", ésta última con la lujosa programación del artífice de "Turn The Dark Off". Y haciendo uso del atrezzo musical modernista y de diseño por excelencia del pop tecnológico aparecía delante de esa batería electrónica que Midge Ure inventó y llevó a su máxima expresión hace ya más de veinte años consagrando el género, pero con las nuevas tendencias con que el rock se ha ido acercando a la electrónica y de la que una guitarra pudo dar buena fé entre tanto sonido espacial. En momentos en los que mantener el tipo delante de este personaje es mejor no renunciar a sonrojarte y escucharlo sin prejuicios porque la sorpresa va a ser aún mayor, ya verás.

Carlos Ann empezó su carrera musical en Barcelona en el año 1992, liderando un grupo que abanderaba la electrónica, Danzando Confuso. Vocalista y compositor, fusionaba el Rock con el Dance, sus directos se convertían en una fusión de estilos en donde el público era parte fundamental del espectáculo. Esas tendencias vanguardistas le llevaron a formar el grupo Analogic Emotion, considerado por los medios como uno de los pocos grupos que apostaba por el Breakbeat en el panorama nacional de aquella época. En el año 99, Carlos Ann se desmarca con un disco personal e introspectivo que viaja desde el Pop melódico hasta la fusión contemporánea, 'Día Especial' (Moviedisco Records).
¿Por qué Howie B, un astro accesible e insobornable, capaz de rechazar a Madonna o Jeff Lyne, decide colaborar con un, hasta ahora, desconocido músico y productor llamado Carlos Ann? Según el mismo Howie B, Carlos Ann ha logrado cristalizar un nuevo concepto musical a medio camino entre el Pop y la música electrónica, cantado en castellano, ya que según el gurú de la electrónica existe un gran vacío a cubrir a nivel mundial en este terreno. Carlos Ann puede satisfacer esa demanda.
Howie B
Incuestionable hombre clave a nivel mundial de la industria musical. Creador y piedra angular que ha sentado las bases del Trip Hop y la música electrónica de los 90. Visionario, gurú y talentoso productor de inmejorables créditos.
Algunas de sus producciones:
Carlos Ann `Entre lujos y otras miserias´ (productor, co-compositor). U2 'Pop' (co-productor). Björk 'Homogenic' (mezclas). Tricky 'Ponderosa' del álbum 'Maxinquaye' (co-productor, co-compositor). Everything But The Girl 'Flipside' del álbum 'Walking Wounded' (co-productor). Les Negresses Vertes 'Trabenda' (productor, co-compositor). Sly & Robbie 'Stripped To The Bone' (productor, co-compositor). Pulp 'Barry Crusoe' (mezcla). Bono & Sinead O'Connor 'I'm Not Your Baby' (mezcla). Howie B 'Folk', 'Snatch', 'Turn The Dark Off', ' Music For Babies' LPs (productor, compositor).
Algunas de sus remezclas y bandas sonoras:
Simply Red 'You Made Me Believe' 12' Remix 'Never Never' 12' Remix Annie Lennox 'Waiting In Vain' 12' Remix New Order 'Age of Consent' 95 remix 12' Remix KD Lang 'Love's Great Ocean' 7' Remix Soul II Soul Club Classics Volume I (co-compositor, ingeniero de sonido) 'Mission Impossible' (Banda sonora) 'Theme' (productor) 'Psicosis' (Banda sonora) 'Once Is Not Enough' (productor, compositor) 'Martian Economics' -Wim Wenders- (Banda sonora) 'End Of Violence' (co-productor).

Carlos Ann
Carlos Ann se desmarca dentro del panorama musical del estado español con una nueva sónica que se está produciendo en algunos sellos independientes del país. La producción de su segundo trabajo a cargo de Howie B avala esta teoría y proyecta al artista Carlos Ann como una de las nuevas promesas.
Discografía
Analogic Emotion 'Moviedisco' 1997, LP
Carlos Ann 'Día Especial', 1999, LP
Les Vampires 'Pensant Dans Une Bouteille' 2000, V.V.A.A
Carlos Ann 'Entre lujos y otras miserias', 2001, LP
Producciones Analogic Emotion 'Moviedisco' 1997
Charly Chicago 'Sexy Poya' 1998 Dax '
De miedos y esperanzas' 1999
Jab Boom 'Is coming' 1999.

ANDRÉS CALAMARO

ANDRÉS CALAMARO El 22 de agosto de 1961 llegaba a este mundo Andrés Calamaro. Desde niño mostró su inclinación por la música, compuso su primera canción aún en la escuela bajo el título "Chica del paraguas", sin saber que Los Gatos ya habían usado ese título para uno de sus temas.
A los 17 años, dejando de lado su viaje de egresados, junto al grupo Raíces, grabó por primera vez en un estudio participando del álbum B.O.V. Bombe. Eses tal vez fue el primer día de sus días como músico. Temprano decidió comenzar a "trabajar" en el espontáneo y difícil arte de componer música y letra. Poco después armó su propia banda, la Elmer Band, de la mano del guitarrista Gringui Herrera, con quien hasta el dia de hoy sigue compartiendo su música.
Por aquel entonces regresaba al país uno de los iniciadores del "movimiento" llamado rock en nuestro país, Miguel Angel Peralta, quien participó de las reuniones en Plaza Francia junto a Moris y tuvo también la oportunidad de grabar en el mítico sello Mandioca. Miguel Abuelo, así era conocido, rearmó los Abuelos de la Nada y convocó a Calamaro a participar en su banda como tecladista. El tiempo del éxito, multitudes en recitales, radios sonando, "Sin gamulán", "Mil horas" y "Costumbres argentinas", le dio al joven Andrés la posibilidad de conocer el éxito.
Sin embargo la real búsqueda del artista era el primer disco como solista. En 1985 edita "Hotel Calamaro" y luego de diversos problemas con Los Abuelos, se separa del grupo para dedicarse a pleno a su propia carrera. Poco después le llegó el turno a "Vida cruel" su segunda producción que grabó junto a una importante selección de músicos ya que él no contaba con una banda estable para sus presentaciones y grabaciones. Los sonidos de los '80 estaban allí presentes: el pop, la new wave y el dark que estaba de moda por aquellos años. El disco fue bien recibido por la prensa, pero no tuvo éxito en las ventas.
Un año después un golpe de timón en su ruta musical hizo que Andrés desempolvara la música de su primer amor: el rock and roll. Nuevas composiciones con un estilo claramente diferenciado a las producciones anteriores, darían lugar a su nuevo disco que recién fue editado en 1988 bajo el título de "Por mirarte". Sin embargo a pesar de las demoras que hubo en la edición de esta placa, Andrés no perdió el tiempo. Probó, y se probó su capacidad como productor musical. Durante esos años Los Fabulosos Cadillacs, Don Cornelio y la Zona (banda liderada por Palo Pandolfo, quien luego formaría Los Visitantes) y los mendocinos Enanitos Verdes serían sus ratones de laboratorio para esta nueva experiencia.
Pero esto no bastó y formó una banda junto a Gringui Herrera, amigo de viejas andanzas musicales y Ariel Rot, quien recién había regresado de España. La banda tuvo éxito, esto le trajo giras, presentaciones y más giras, pero la situación económica del país no ayudaba.
Llegó 1989 y Andrés con su banda entró a estudios a grabar junto a diversos músicos invitados. Resultado de esta grabación se editó "Nadie sale vivo de aquí". Este álbum fue elegido el Mejor del Año, pero ni ese galardón ayudó a soportar la crisis económica que ahora afectaba también a la industria discográfica que se veía inválida por la falta del vinilo para poder subsistir.
En la primavera de 1990 Andrés decidió partir y la dirección elegida fue: España.Allí se unió a Ariel Rot y Julián Infante, dos integrantes de Tequila, en un nuevo proyecto musical, que con los shows y el éxito mediante se transformó en Los Rodríguez. Después de varios años como solista, Andrés volvía a conformar una banda.
Con Los Rodríguez editaron cuatro placas. Pero la que pegó en Buenos Aires fue la primera titulada "Buena Suerte", dado que contenía el tema "Mi enfermedad" que por aquel entonces cantaba Fabiana Cantilo con gran éxito, y que Diego Maradona hizo escuchar al público presente en el estadio el día que debutó en España como jugador en el Sevilla.La tercer placa de Los Rodríguez "Sin documentos" fue un suceso y trajo consigo giras por España y Latinoamérica. Se confirmaba así el reinado de Los Rodríguez con su búsqueda de nuevas estéticas y la incorporación de sonidos ajenos al rock como el flamenco y la rumba.
Sin embargo, y a pesar de todo esto Andrés siguió casi "secretamente" con su carrera solista. Siempre emprendiendo las investigaciones personales, siempre drenando su capacidad para componer, casi mecánicamente, pero con una gran espontaneidad. Le llegó el turno a "Grabaciones encontradas". Tal como lo dice el título corresponde a grabaciones encontradas en baúles, placards de la casa de los padres y temas en los cuales Andrés es acompañado por personajes como Luca Prodan.
La actividad de Los Rodríguez continuaba, el ritmo era feroz. Llegó la edición de "Palabras más, palabras menos", en 1995, y el que terminó siendo el disco despedida de la agrupación titulado "Hasta luego" casi como un designio. Esta placa fue un éxito de ventas y gracias a ello realizaron una gira española junto a Joaquín Sabina.
En el año 1997, cuando la etapa de Los Rodríguez había concluido, Andrés emprende un nuevo viaje. Esta vez con destino a los Estados Unidos. Allí graba con músicos sesionistas los temas de su nuevo disco solista, el primero desde "Nadie sale vivo de aquí", titulado "Alta suciedad". Esta placa demostró y demuestra la innegable de la experiencia y el enriquecimiento en un músico que vivió como quiso y que se dio los permisos para incorporar nuevos sonidos. El funk, el rock, la balada, lo deforme, participan de esta producción. "Alta suciedad" se convirtió en un verdadero éxito. Superó las 500.000 copias vendidas en todo el mundo y trajo consigo giras masivas.
Pero la maquinaria frenética de componer de Andrés no cesaba. En un lapso de seis meses, entre fines de 1998 y mediados de 1999 más de cuarenta canciones estaban listas. En algún reportaje Andrés decía que eran temas que tenían en su composición algo de baquelita de avión, refiriéndose a las mesitas rebatibles de los aviones donde Andrés entre vuelo y vuelo seguía componiendo.
A fines de marzo de 1999 "Honestidad Brutal" estaba listo. Treinta siete temas, casi la misma cantidad de invitados y un nuevo giro en las emociones de este compositor.Seguramente este es sólo un escalón más en su prolífica carrera, que deparará más grabaciones encontradas, más discos de estudios, más giras, más aviones y mucha más baquelita.
Empezó el 00 con 500 canciones bajo el brazo, grabadas en su estudio domestico en su casa de Baires y parte en un hotel de la calle suipacha. Con 300 canciones grabadas en cassetes, en 4 canales, después de recuperar su casa por quejas vecinales y demás, viajo hacia Madrid, donde con los músicos de siempre y amigos, se grabaron las finales 103 canciones que iban a ser parte de un disco quíntupla, "El salmón", histórico para la industria musical, por ser 5 CDS y seguramente para algunos no solo por su extensión, sino por su contenido.

Pero en 2004 y del mismo modo que la energía no desaparece sino que se transforma, una obra de arte nunca se termina, sino que se abandona. Andrés Calamaro abandonó proyectos y temas propios para rescatar temas ajenos desamparados, que no olvidados; abrazándolos, amoldándolos y acomodándolos a su garganta hasta lograr hacerlos propios para, llegados a este punto, abandonarlos otra vez en un nuevo proyecto de nombre El Cantante. Renegando de Orson Welles y del Capitán Ajab, Calamaro se mira ahora en el espejo de clásicos como Carlos Gardel, Rubén Blades o Roberto Carlos para encontrarse de nuevo a sí mismo, dejando de ser salmón para transformarse en un pájaro; no en pájaro asustadizo, sino en pájaro corsario que no conoce alpiste.

El repertorio elegido para la ocasión oscila entre distintas formas clásicas del cancionero iberoamericano, sobresaliendo tango y bolero. Esta diversidad estilística no lo es tanto al estar homogeneizada por un tamiz flamenco (con toque jazz incluído) aprovechando lo que Calamaro denomina una feliz coincidencia entre ese arte ancestral y el swing natural del Río de la Plata. En este proceso de pasteurización y homogeneización melódica mucho ha tenido que ver otra feliz coincidencia, esta vez entre el músico argentino y figuras como Niño Josele, Piraña, Jerry González o Javier Limón Lágrimas Negras.

Y entre esta colección de reinterpretaciones se lleva la palma “Volver”, el viejo y a la vez actual tango de Carlos Gardel, no sólo por el carácter simbólico que representa escuchar la profundidad de sus nostálgicos versos en la voz de Andrés, sino también porque el cantante los asimila y posee hasta el punto de hacer dudar de la autoría del tema. Sí es autor Calamaro de tres temas, no tan inéditos, que aparecen en su nuevo álbum. Además de la inmensa “Estadio Azteca”, merece la pena destacar “La Libertad” en la que comparte paternidad junto a los abuelos Gringui Herrera, en el aspecto formal, y Norberto Pappo Napolitano, en el aspecto emotivo.

A pesar de su grandeza, El Cantante es tan sólo el primer paso del retorno de un nuevo Andrés Calamaro, recuperado para la música y, en segundo plano, para la industria.

No se podría predecir que será de el de acá en adelante, seguramente, seguirá nadando contra la corriente...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres